La Federación de Trabajadores de la Federación Sindical Básica ha convocado una huelga nacional de vehículos pesados para los días 3, 4 y 5 de octubre. Por tanto, se espera que durante esas fechas se generen retenciones en las carreteras italianas, pudiendo afectar a las rutas de los transportistas españoles.
 

 


Los sindicatos de los conductores italianos han expresado en un comunicado que “deben aunar fuerzas” para mejorar las condiciones de los trabajadores que “han empeorado dramáticamente en los últimos años”. De esta manera se desligan de la huelga general de transporte que hay prevista para el 26 de octubre.

 

 

Solicitan que se revisen aspectos como la ausencia de paradas para los conductores, especialmente en el sur del país,  la regularización de los tiempos de descanso o la aceptación de los servicios de carga y descarga.

 

Ante estas movilizaciones, es necesario que las empresas de transporte españolas que operen en Italia o circulen por sus carreteras organicen sus rutas para evitar contratiempos y complicaciones. Desde la CETM, mantendremos informados a las empresas del sector de cualquier novedad para evitar que se vean afectadas en la mayor medida posible.