La Administración General del Estado aún tiene que pronunciarse sobre la cuestión y, en consecuencia, se mantiene el uso obligatorio de la autopista de peaje y las compensaciones económicas.

 

La sentencia del Tribunal Supremo ha sido publicada en el Boletín Oficial del Estado este miércoles 31 de julio. Sin embargo, la situación para los transportistas se mantiene hasta que dicha sentencia no se ejecute por parte de la Administración General del Estado.

 

Los transportistas seguirán sin poder circular por la N-232 y N-214 y, por tanto, continuarán sus rutas por la autopista de peaje AP-68. Asimismo, seguirán recibiendo, como hasta ahora, las bonificaciones pertinentes. Por tanto, no hay ningún cambio.