Los transportistas da la Asociación de Empresas de Transporte, Logística, Aparcamientos y Actividades Afines de Asturias (Asetra), asociación perteneciente a la CETM, junto con CESINTRA, han llegado a un acuerdo para dejar de prestar sus servicios a la compañía siderúrgica ArcelorMittal después de que esta anunciase una bajada de los precios de un 5% en las tarifas del transporte de mercancías por carretera.

 

Si la empresa no da marcha atrás, el 1 de octubre los transportistas abandonarán su actividad en la siderúrgica ya que esta medida supondría un enorme perjuicio para las empresas del transporte en un momento en el que los márgenes de las ganancias ya están muy ajustados.

 

 

El presidente de Asetra, Ovidio de la Roza, ha sido tajante al respecto y ha asegurado que “en esas condiciones no se puede trabajar”. De la Roza, que también preside la CETM,   denuncia que ese recorte supondría la quiebra de las empresas y da un ultimátum.

 

“O Arcelor reconsidera su postura de rebajar los precios o dejaremos de prestarle servicio a partir del 1 de octubre”, advierte.

 

De esta manera recuerda la situación en la que se encuentra el transporte de mercancías por carretera que, difícilmente, tiene esa facturación y califica la intención de la siderúrgica como un auténtico disparate: “Ojalá nuestras empresas tuvieran unos beneficios del 5% sobre la facturación, estaríamos dando saltos de alegría“, sentencia.

 

La patronal del transporte ya avisó a finales de agosto de que, en caso de que Arcelor no desestime su decisión, los transportistas paralizarían sus servicios. La multinacional tiene ahora 15 días para determinar si sigue adelante con sus planes en un momento en el que sus acciones no dejan de repuntar y en el que está programando la venta de su negocio de construcción.