Francia abrirá 250 restaurantes de carretera | Confederación Española de Transporte de Mercancías

El ministro de Transportes del Gobierno francés, Jean-Baptiste Djebbari, ha anunciado este miércoles que 250 restaurantes de carretera abrirán sus puertas a partir del sábado para dar servicio a los profesionales del transporte.

 

Las organizaciones de las empresas de transporte francesas como OTRE y FNTR ya han enviado al titular de Transportes un listado con los establecimientos que consideran imprescindibles por su ubicación y capacidad.

 

Durante el anuncio, Djebbari ha señalado que el objetivo del Ejecutivo es apoyar al sector para garantizar que puedan realizar su misión “en condiciones de trabajo dignas y adaptadas a las condiciones climáticas” y asegurar el funcionamiento de la cadena de suministro.

 


El Gobierno francés prepara ahora un decreto que obligará a la apertura de esos restaurantes desde las 18:00 horas de la tarde hasta 10:00 horas de la mañana, con la intención de que puedan atender únicamente a los conductores profesionales, previa presentación de su carné profesional y el cumplimiento de los protocolos sanitarios vigentes. De igual modo, los restaurantes podrán seguir ofreciendo el servicio de comida para llevar.

 

Desde la Confederación Española de Transporte de Mercancías (CETM) consideramos necesario que el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana establezca un modelo de actuación similar al de Francia, puesto que es imprescindible que garanticen el acceso a unos servicios mínimos para los profesionales de transporte.

 

Ante la disparidad de las medidas establecidas en cada Comunidad Autónoma, los conductores se encuentran con escenarios diferentes y, de momento, el Principado de Asturias ha sido el único que ha publicado un listado con las estaciones de servicio que permanecen abiertas.

 

En el resto de las comunidades que han ordenado el cierre de la hostelería y la restauración, solo permiten los servicios de comida para llevar o no han establecido unos servicios mínimos para atender a transportistas, permitiendo la apertura de los restaurantes de carretera con limitaciones o dejando la decisión en sus manos.

 

Por tanto, es urgente que el MITMA tome medidas y garantice que los profesionales del transporte puedan comer caliente, acceder a los aseos y, en definitiva, realizar su labor en las condiciones adecuadas.