El Ministerio de Sanidad y las Comunidades Autónomas acordaron el cierre del ocio nocturno y han impuesto que el horario de bares y restaurantes sea la una de la madrugada como máximo.

 

Sin embargo, una vez más, no han reparado en los profesionales del transporte y otros sectores que precisan estos servicios en horario nocturno, puesto que esta normativa también afecta a los establecimientos ubicados en carreteras y polígonos industriales.

 

Desde la CETM nos parece incompresible que no se tenga en cuenta a un sector que ha demostrado que es imprescindible para evitar el desabastecimiento de la población, ni tampoco la experiencia vivida durante el estado de alarma, en la que los transportistas vivieron circunstancias extremas debido al cierre de bares y restaurantes.

 

Por ello, hemos solicitado al Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana que permita ampliar el horario de los establecimientos que se dedican a dar servicio a los profesionales del transporte y de otros sectores que son esenciales. Sería un grave error que vuelvan a producirse situaciones como las que tuvieron lugar durante el estado de alarma.