Ovidio de la Roza denuncia las presiones de los cargadores

El 18º Congreso Nacional de Empresarios de Transporte ha reunido este viernes a más de 650 empresarios y profesionales del sector del transporte y la logística que, durante la tarde, han podido disfrutar de ponencias a cargo de figuras de referencia.

Al comienzo de la tarde ha tenido lugar la sesión ‘Conversación con las nuevas generaciones’ en las que Raquel Parrilla, directora general de Transportes Miguel Parrilla, y Vanesa de Juan, responsable de Desarrollo y Expansión de Viuda Tadeo Juan, han contado en primera persona su experiencia empresarial con la participación de Jesús Monroy, periodista especializado en organizaciones empresariales, como moderador.

Durante la conferencia, ambas han contado en primera persona cómo han llegado a gestionar sus empresas y hacerlo con éxito gracias a procesos más innovadores, haciendo partícipes a sus profesionales, utilizando nuevas tecnologías o estableciendo relaciones con sus clientes a través de canales menos habituales como las redes sociales.

Toni Nadal, ‘Gestión de la adversidad, superación y valores’

Una de las conferencias más esperadas era la de Toni Nadal, entrenador de élite y preparador del tenista Rafael Nadal desde sus inicios hasta 2017. Con una gran capacidad de liderazgo, Toni Nadal, ha enseñado a los congresistas a gestionar las adversidades con actitud, demostrando que ganar o perder depende de la pasión y la entrega. “La mejora siempre es necesaria, la mejora siempre es posible”, ha subrayado.

Toni Nadal

Además, Nadal ha destacado que una de las claves del éxito es analizar los fallos, aunque “vivimos en un mundo donde nos cuesta señalizarnos”.

Entrega Medalla de Honor de la CETM 

Tras la ponencia, el presidente de la Confederación, Ovidio de la Roza, ha entregado la Medalla de Honor a Federico Martín, que presidió durante años CETM Cisternas. Martín ha sido una figura muy importante en el sector del transporte y en el seno de la CETM y, lamentablemente, falleció el 3 de abril de 2020. De la Roza ha rendido homenaje a su figura con un sentido discurso en el que ha expresado la dificultad para encontrar a gente como Federico, “capaces de emplear tiempo y energía de una manera completamente altruista a la actividad corporativa de su profesión”.

“Hombre extremadamente afable en el trato, de espíritu abierto, emprendedor e imaginativo, brillante, capaz de trasmitir ideas y conceptos novedosos con pasmosa precisión y lucidez, Federico Martín, ‘Fede’ para todos nosotros, no dejó indiferente a nadie”, ha resaltado. La Medalla de Honor ha sido recogida por su mujer, Julia Sancho y sus hijos, María y Kiko, que se llevan muchos años incorporados a Transportes Martín, la empresa familiar que fue creada en 1925.

Acto de clausura

Después Ovidio de la Roza ha clausurado el 18ºCongreso Nacional de Empresarios de Transporte con un discurso en el que ha expresado su agradecimiento a organizadores y congresistas. El presidente de la repasado las sesiones más notables, como la ponencia sobre los acuerdos alcanzados entre el CNTC y el MITMA, en la que se constató “el enorme trabajo realizado por las asociaciones para identificar tanto los problemas más acuciantes del sector, como las medidas necesarias para dar respuesta a los mismos”. De la Roza ha destacado que se han obtenido medidas históricas como la prohibición de la carga y descarga por parte de los conductores, la obligación de actualizar los precios de los servicios según la variación del precio de los combustibles, la penalización de las paralizaciones o las ayudas directas y la bonificación de 20 céntimos sobre el precio de los combustibles entre otras.

Del mismo modo, ha resaltado otras sesiones técnicas como el Cara a cara sobre el presente y el futuro de la economía española, en el que Carlos Rodríguez Braun y José Carlos Díez han trasladado su diagnóstico. “Nos ha permitido conocer mejor que nos depara el futuro económico”, ha subrayado. Tampoco se ha olvidado de la intervención de Toni Nadal, que ha sabido mostrar “los mejores valores del trabajo en equipo y la capacidad de superación, tan importante en el deporte de élite como en el mundo empresarial”.

Para finalizar, el presidente de la CETM ha hecho un llamamiento a Jaime Moreno, director general de Transporte Terrestre, pidiéndole que traslade a la ministra de Transportes, Raquel Sánchez, que “aún queda mucho por hacer en los próximos meses”, puesto que algunas medidas necesitan “mayor grado de definición y concreción”, haciendo hincapié en que “existe el compromiso del Gobierno para abordar de manera urgente su puesta en marcha”. De la Roza se refiere al abono de las ayudas directas al transporte, la devolución mensual del gasóleo profesional o la aplicación en el sector de los principios de la Ley de la Cadena Alimentaria “para que no se pueda trabajar por debajo de costes de explotación”, entre otras.

“En definitiva, es preciso hacer realidad todos los acuerdos, uno por uno, lo antes posible”, ha insistido.

El presidente de la CETM también ha denunciado que muchos cargadores están exigiendo a los transportistas que descuenten la bonificación de los 20 céntimos/litro de combustible de sus tarifas. “Con su egoísmo habitual pretenden adueñarse de nuestras ayudas sin pudor alguno”, ha espectado. Asimismo, el presidente de la CETM ha pedido la colaboración del MITMA para dar fin a estas prácticas y ha asegurado que la Confederación hará todo lo que esté a su alcance para denunciarlo.

Finalmente, el asturiano ha resaltado que el sector “no puede quedarse en esos acuerdos por muy buenos que sean” y por eso ha ofrecido la ayuda y experiencia de la Confederación para llevar a cabo el Plan Impulsa y lograr la sostenibilidad del transporte de mercancías por carretera. Por otra parte, ha señalado que la CETM ha retomado “con ilusión” con las centrales sindicales el III Acuerdo General.

De la Roza ha concluido su discurso asegurando que la CETM seguirá trabajando para defender los intereses de las empresas del sector y ha apelado a la unión para lograrlo: “Los transportistas debemos ser conscientes de que el futuro empieza hoy mismo y que tenemos ante nosotros la oportunidad de continuar trabajando para garantizar el futuro de nuestras empresas”.

A continuación, Jaime Moreno, director general de Transporte Terrestre, ha intervenido para clausurar el evento. “Es bueno que nos volvamos a ver las caras y analizar de forma conjunta los retos del sector”, ha comentado al inicio de su discurso.

Moreno ha incidido en la relevancia del transporte como sector vital. “Sin transporte no hay nada”, subraya. Del mismo modo, el director general de Transporte Terrestre ha puesto en valor los acuerdos alcanzados entre el CNTC y el MITMA y el trabajo y esfuerzo que ha realizado el Comité y la CETM para lograrlos.

En este sentido, ha hecho una mención especial a la obligatoriedad de la cláusula de revisión del precio del combustible que, en su opinión, es una herramienta “crucial para avanzar”. Durante el Congreso, la CETM ha trasladado al director general la problemática que existe ante la bonificación de los 20 céntimos por litro de combustible, puesto que los cargadores presionan a las empresas y autónomos para descontarlo de las tarifas.

Moreno ha confirmado a la Confederación que los beneficiarios de ese descuento deben ser únicamente los transportistas y ha mostrado su apoyo. De hecho, con el objetivo de poner fin a este tipo de coacciones, la próxima semana el Ministerio de Transporte, Movilidad y Agenda Urbana hará pública una nota metodológica en la que explicará este asunto y ratificará que esta medida es una ayuda directa a las empresas de transporte para compensar el sobrecoste pagado por el precio de los carburantes durante el mes de marzo.

Tras el acto de clausura, la jornada finalizará con la cena en el majestuoso castillo de Santa Barbara y la intervención de Leo Harlem, uno de los cómicos más conocidos de España, que dará su particular y, seguro que desternillante, visión del transporte.

Será el sábado cuando el 18º Congreso Nacional de Empresarios de Transporte concluya de manera oficial con una visita turística por Alicante y una comida en el Real Liceo Casino de la ciudad.