La CETM Portavehículos no secundará el paro de transporte

LA ESCASEZ DE CHIPS Y LA FALTA DE PREVISIÓN PONEN EN PELIGRO EL FUTURO DE LA AUTOMOCIÓN Y EL TRANSPORTE DE PORTAVEHÍCULOS EN ESPAÑA

Tras dos años de pandemia, y mientras la mayoría de las empresas encauzan la tan ansiada recuperación, la industria del motor se ha visto obligada a frenar su producción por la falta de semiconductores en el mercado internacional, lo que ha provocado que encadenemos dos crisis de gravedad de manera consecutiva, ya que la falta de estos dispositivos ha supuesto una reducción de la actividad del 40%. Además, esta situación puede agravarse tras el ataque ruso a Ucrania, que es uno de los principales productores de gas neón, necesario para la producción de estos microchips.

Ante esta irregularidad de la demanda de transporte, a lo que se ha unido la subida de todas las partidas de coste de nuestra actividad (combustibles, talleres, recambios, seguros, etc.), las empresas de Portavehículos no están teniendo otra opción que la de aplicar ERTEs, lo que está provocando que muchos de los conductores afectados se marchen a otras empresas de transporte en las que, como es sabido, no sobran los profesionales. Lo mismo está pasando con las flotas de camiones, que no paran de reducirse ante la incapacidad económica de nuestras empresas para invertir en su renovación.

En conclusión, cuando la situación se normalice y la escasez de chips ya no sea un problema, la falta de camiones, conductores y capacidad de inversión harán imposible que podamos atender una demanda de trabajo que se presume elevada tras meses de limitaciones en la fabricación de vehículos, lo que generará graves consecuencias tanto para el transporte como para la automoción en España.

En cualquier caso, la CETM PORTAVEHÍCULOS considera que, en estos momentos, los paros y las movilizaciones -como los convocados a partir del próximo 7 de marzo- sólo contribuirían a empeorar esta difícil situación. Máxime tras la publicación en el BOE del Real Decreto-Ley de medidas para la mejora de la sostenibilidad del transporte de mercancías por carretera, que incluye modificaciones normativas encaminadas tanto a mejorar las condiciones laborales de los conductores y autónomos, como a equilibrar las relaciones de los transportistas con sus clientes y a aportar cierto músculo a las empresas de transporte a fin de facilitar su supervivencia. En este sentido, hemos constituido un grupo de trabajo que analizará legal, operativa y económicamente las implicaciones de las nuevas medidas aprobadas, para lo que también contaremos con el soporte de una consultora externa.

Por tanto, desde nuestra organización apostamos por el desempeño de los servicios de transporte de vehículos con normalidad, por lo que queremos hacer un llamamiento al Gobierno para que tomen las medidas necesarias para garantizar nuestra actividad.

Finalmente, desde la CETM PORTAVEHÍCULOS consideramos que tanto el Ejecutivo español como todos los integrantes del sector de la automoción es España, deben ser conscientes del daño que estas dos crisis que estamos sufriendo de manera consecutiva están haciendo a nuestro sector, y que en un futuro cercano estamos abocados a enfrentarnos a un problema muy grave de desabastecimiento que se debe afrontar con celeridad, previsión y actuaciones consensuadas. Siempre hemos sido un sector competitivo y flexible que se ha adaptado a los cambios del mercado, pero los graves problemas actuales escapan a nuestro control y no podemos asumir en solitario la responsabilidad de lo que se avecina.