La CETM condena el asalto a un camión en Jaén | Confederación Española de Transporte de Mercancías

El sector del transporte de mercancías por carretera lleva semanas viviendo las protestas de los agricultores con constantes cortes en las carreteras. Sin embargo, a pesar de que este tipo de movilizaciones alteran nuestra actividad y la perjudican, nuestro sector no se ha quejado pero, debido a los hechos que se vivieron ayer en La Carolina (Jaén), ha llegado el momento de hacerlo.

 

Durante el corte de la A-4 a la altura de La Carolina, los agricultores asaltaron un camión marroquí cargado de verdura y no solo tiraron toda la mercancía, sino que, además, pincharon las ruedas al vehículo dejándolo inmovilizado y damnificando a un profesional que no es responsable de la situación del sector agrícola en España.

 

A nuestro juicio, episodios como éste desmerecen sus reivindicaciones, ya que están en su derecho de exigir medidas y hacer valer su profesión, pero no dañando al resto. De esta manera, queremos recordar al sector agrícola que el fin no justifica los medios.

 

Desde la CETM exigimos que no se repitan este tipo de situaciones y solicitamos a los agricultores que controlen las actuaciones que se llevan a cabo durante sus protestas ya que, lamentablemente, nuestro sector ha sido el eterno perjudicado de ataques de estas características que se han llevado a cabo en Francia y ha tenido que vivir situaciones deplorables, que han provocado daños y pérdidas irreparables.

 

El transporte de mercancías por carretera no puede ser el que siempre asuma los daños injustamente cuando se llevan a cabo reivindicaciones y, por ello, la CETM manifiesta de manera contundente su profundo rechazo.

 

El asalto a los camiones es una ofensiva directa al transporte de mercancías, a pesar de que no es responsable de los problemas de la agricultura y que, además, resulta imprescindible para hacer llegar sus productos a los consumidores.

 

Vídeo publicado por Foro de Transporte Profesional donde muestran el estado en el que quedó el camión.